wrapper

CMV 091938
Alina Mota
 
Cada día nos levantamos con mil historias de dolor que constituye un cuadro desgarrador. Es enorme el número de mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas, secuela que deja otra historia igual de desgarradora y conmovedora una gran cantidad de niños, niñas y adolescentes huérfanos. Además, el impacto e influencias negativas que representan los feminicidios.
 
Sus orígenes vienen en mayor parte por una educación desigual, aceptación social de la violencia, machismo, un mal sentido de pertenecía asumido sobre la pareja, dependencia emocional, baja auto estima, trastornos psico emocionales no superados, trastorno de personalidad y el abuso de sustancia. Relaciones familiares disfuncionales  y modelos  paternos violentos.
 
Quise mencionar algunas de las causas más comunes en estos lamentables episodios violentos, para  poder llegar a las soluciones.
 
Sabemos que no funcionan las órdenes de alejamiento, ya que en la mayoría de los casos las victimas ya habían procedido a dar ese paso, es por esto, la mayor responsabilidad la tenemos la familia y el estado. 
 
Como familias debemos educar a nuestros hijos-as resolver los conflictos de una manera pasiva, sin violentar el otro, educarlos en el respeto al prójimo. Muchos padres cometemos el error de darles a nuestros hijos todo lo que quieren, provocando que de adultos sientan que el mundo es suyo, de ahí la idea del mal  sentido de pertenencia. 
 
En cuanto al estado, mostrar real voluntad para ayudar bajo los ministerios pertinentes, proporcionando ayuda psicológica para las mujeres agredidas y también para el agresor.
 
Las mujeres  tenemos la obligación de educarnos para detectar el perfil de  una pareja violenta, ya que muchas veces  desde el noviazgo comienzan a dar señales, pero muchas mujeres pensamos en que va a cambiar, y que cuando se case será mejor.  
 
Nos queda mucho trabajo por hacer, pero podemos comenzar en la familia, educando en valores del respeto y la tolerancia, buscándole la ayuda pertinente tanto a la víctima como al victimario.  
Basta ya! 
 
La autora es Psicóloga Clínica
Contacto:
TEL: 809-524-7103

Publicidad

carinodemama2 disponible nuevo portal disponible nuevo portal