wrapper

SAM 8520102
Juan Tomás Olivero Figuereo
 
El nombre “Pentateuco” se remonta al año 200 d.C. cuando Tertuliano se refirió a los primeros cinco libros de la Biblia con ese nombre. También conocidos como la Torá, que es la palabra hebrea para “Ley”, estos cinco libros de la Biblia son Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Los judíos generalmente dividen el Antiguo Testamento en tres diferentes secciones - La Ley, Los Profetas y las Escrituras.
 
El debate absurdo sobre las llamadas primarias  abiertas, parecen constituirse en un tema de vida o muerte para algunos de los proponentes, y parece serlo. Veremos al término  de estas reflexiones, por qué. 
 
A inicio del comercio y del mercado en Bagdad, como nos narran los cuentos de Las  Mil y una noches, en uno de mis favoritos, el Tercer Viaje de Simbad el Marino,  hay algo digno de hacer analogía con el debate sobre  primarias abiertas y el riesgo que acecha el sistema de partidos, cuyo parecido con el cíclope gigante que ensartaba a la puya sus víctimas, los hombrecillos que hacían  zozobrar y  hundían las barcas de sus perseguidos lanzando lluvias de piedras sobre ellos , o,  la serpiente gigante que engullía sus víctimas de un solo bocado,  no tiene nada que envidiar al danilismo.  
 
Lo que más me fascina y  más me interesa del comercio  en Bagdad,  son las pilas de cinco piedrecitas con que se contaba la mercaduría y se negociaba al inicio de las matemáticas en el nacimiento del comercio y el intercambio entre pueblos.
 
Ahora, como son  de  cinco en cinco las cosas del danilismo-OTAN; existe otra disyuntiva digna de ser analizada, y que la lógica como ciencia nos presenta en  cinco conectivas lógicas básicas con las que se construyen proposiciones compuestas que pueden ser entre ellas: tautologías, contradicciones o contingencias. 
 
Cada una de estas expresan un argumento y una razón  lógica con la  que se puede probar la verdad. Sobre la tautología como elemento relativista  del discurso del  danilismo-OTAN, la lógica dice: la tabla de verdad de su proposición es siempre verdadera, independientemente de la verdad o falsedad de las proposiciones simples, entonces, la expresión  tautológica, es lo que hace José Ramón Peralta cada vez que abre la boca (violación art 277 Const. RD). 
 
Lo inaudito es lo del jefe del negocio, Danilo Medina,  cuando dice en su contradicción, que es por el bien y preservación del sistema de partidos, la necesidad de imponer unas primarias en la que decida cualquiera menos el partido y sus afiliados. 
 
Veamos el destino de esta verdad en el segundo elemento de su prueba, la Contradicción:   Se entiende por proposición contradictoria, o contradicción, aquella proposición que en todos los casos posibles de su tabla de verdad su valor siempre es Falso (inobservando el art.216 Const. RD), “qué manera de hacer cumplir y cumplir la Constitución”.
 
 La más  chula de las tres construcciones para probar la verdad o falsedad de un hecho,  y que  practican como si fuera su Torá o ley de avasallamiento, control, manipulación y chantaje los Danilista-OTAN, es el tercer elemento de prueba de verdad de la lógica, la Contingencia: Se entiende por verdad contingente, o verdad de hecho, aquella proposición que puede ser verdadera o falsa. 
 
Todo será  según los valores de las proposiciones que la integran, la misma es  combinación de la contradictoria y la tautológica; que se expresa como espejo en el comportamiento de los promotores de las primarias abiertas, en la que quieren vender como verdad y calidad política la degradación y cualquierización del sistema de partidos y la vida democrática de la sociedad dominicana (violando el art. 75 numeral 12 de la Const. de RD). 
 
Como prometimos al inicio de estas reflexiones ¿A qué tienen miedo los Danilistas-OTAN? No es al vengativo, tenga la certeza de esto. 
 
Tienen miedo más que todo a esa cultura de incumplimiento de la que han hecho gala al  dejar rodar la palabra empeñada como acto solemne de honor,  acto hecho frente al país y sus compañeros; construyendo con ello  su propia Torá como verdad en la que se manifiesta de manera relevante: irrespeto a la escritura comprometida para salir de la crisis del 2016 con los acuerdos de los 15 puntos en el PLD. 
 
Y, la proclama en el desierto peledeista de reelección y perpetuidad de sus profetas en la que Juan Bosch es un lastre del pasado y Leonel una escoria perturbadora: Lidio Cadet, José Tomás Pérez y José Ramón Peralta. 
 
Su gran miedo y lo que les tiene realmente lleno de terror, es el impedimento constitucional del “nunca jamás”,  expresado en la vigésima disposición transitoria de la constitución reeleccionista de 2015, que dice, cito: “En el caso de que el Presidente de la República correspondiente al período constitucional 2012-2016 sea candidato al mismo cargo para el período constitucional 2016-2020, no podrá presentarse para el siguiente período ni a ningún otro período, así como tampoco a la Vicepresidencia de la República”.  
 
La pregunta es ¿por qué el miedo?  La razón simple, es, digo yo, que en el Danilismo-OTAN no hay un candidato  y, ni siquiera el propio Presidente Danilo Medina, que esté    en capacidad de ganar en un Congreso Elector, con primarias internas  según los arts. 28 y 40 de los Estatutos vigentes del PLD, con padrón interno  de afiliados, al expresidente Leonel Fernández Reyna. Esto representa irremediablemente, su liquidación como fuerza política en el escenario nacional y su ostracismo por apostasía  partidaria del peledeismo, de  ahí su pánico. 
 
No es con cinco expertos  que se construye la vida política, su calidad democrática y la institucionalidad de una nación, es respetando los elementos constitutivos y las  competencias de un  Estado en el derecho  interno y en el Internacional, que cito: “la nación es jurídicamente organizada, formando un cuerpo político, un gobierno, una autoridad con imperio y jurisdicción suficiente para mantener la unión y el orden de una colectividad en un territorio con un destino común” (Monroy Cabra, Marco Gerardo, Derecho Int. Público, pág. 234, 6ta. Ed. Temis). ¡Por Dios!!!
 
“Quien se alimenta de odio, cuando no tiene a quien odiar;  se consume a sí mismo como el candil”.  Lo dice la razón y  yo también (jtof).
Filósofo Constitucionalista/ Profesor Titular UASD
/@salomon_55

Publicidad

carinodemama2 disponible nuevo portal disponible nuevo portal