wrapper

Logo de La Lupa del Sur PNG
El profesor Miguel Ángel Féliz, reiteró su insinuación de “matar” al ministro Andrés Navarro Mejía, luego de la publicada por este medio y que armó un “reperpero” porque se trató de una metida de pata, al decir algo de esa magnitud, que tiene mucho más repercusión porque se trata de un educador.
 
En el caso del profesor Féliz, no es una insinuación, porque él lo reitera: “no haría como lo hizo la profesora que se suicidó, el que se ahorcó o a la que nació el niño muerto, sino que afirma, “si yo me voy a matar y sé que me voy a matar, yo mato al ministro primero”. 
 
Esas fueron sus declaraciones reiteradas. No quitamos ni pusimos una letra o una coma, sino que textualmente contamos lo que el profesor dijo porque cuando se narra un hecho él o la periodista no puede hacer juicios de valor. Para eso hay otro género periodístico, que es el de opinión.
 
De inmediato profesores, incluido un aspirante a periodista, aspirante porque aun está en las aulas estudiando la carrera en la UASD Centro Barahona, nos “acabaron” en las redes sociales y en los grupos de WhatsApp. 
 
Resulta que la información ofrecida a nuestros lectores no fue otra que la expresada por el profesor Féliz en su arenga al magisterio local, de que no sólo él lo mataría, sino que de alguna manera insinuaba a los demás a realizarlo. Si busca el significado de la palabra insinuar no es otra cosa que, decir o dar a entender algo de manera sutil, sin expresarlo con claridad.
 
Es muy penoso tener que informar a la comunidad de informaciones gravosas, como la de marras, pero es misión del periodista exponer los hechos, que debe ser siempre la verdad como lo hace www.lalupadelsur.com desde que hace algunos años incursionamos en el periodismo digital.
 
Sin caer en el tremendismo, es importante interesarse en esa historia y contarla aunque muchos no quisieron lo hiciéramos y que, por tanto, dio lugar a que se intentara echar por el suelo nuestro bien ganado sitial haciendo un periodismo con responsabilidad a toda prueba.
 
No renunciáremos nunca a nuestra misión de informar y buscar verdad de los acontecimientos, como así nos caracterizado siempre, comprobando primero los hechos no suponiéndonos que algo pudo haber sido. 
 
Todos conocemos el precio cuando engañamos al hablar sin propiedad y sin la verdad. Decir, sin tener la verdad como bandera es riesgoso no solo para el profesional del periodismo, sino para los de otras áreas profesionales.
 
Quisimos ayudar a desmontar un discurso subliminal, arriesgado, poco calculado, producto de un arrebato de emotividad, al calor de un calor sofocante que servía de adrenalina para atreverse a decir aquello sin medir las consecuencias y el impacto de lo dicho.
 
Queremos dejar claramente establecido que nos atreveríamos nuevamente a contar este tipo de historias, armado de la verdad como estandarte de un ejercicio del periodismo que ha sufrido distorsiones en las últimas décadas con la entrada de nuevos actores y nuevos recursos, pero que corresponde a los verdaderos profesionales del periodismo practicar un oficio como debe ser.
 
Tengan presente una cosa los que intentaron mancharnos: www.lalupadelsur.com no miente ni inventa noticias.

Publicidad

carinodemama2 disponible nuevo portal disponible nuevo portal