wrapper

DSC 015860
Benny Rodríguez
 
Barahona.- La encargada del Distrito de Riego Yaque del Sur, del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), explicó las razones por las cuales ha crecido el caudal del río Yaque del Sur y que tiene preocupado a los residentes de la cuenca baja del importante afluente.
 
La ingeniera Damaris Gómez Terrero, contactada por la vía telefónica por Listín Diario, dijo que el caudal del río aumentó por las aguas no controladas provenientes del río San Juan, río La Cueva producto de las lluvias en el Granero del Sur.
 
Manifestó que el jueves y ayer por la tarde (viernes), el caudal el Yaque del Sur estaba prácticamente normal, debido a que el Indrhi cerró la compuerta de fondo de la presa de Sabana Yegua, operando solo con el buscador normal de 24.66, que una parte de ella se queda en el derivador de Villar Pando, mientras que otra va a Azua por el río Ysura y el Yaque del Sur.
 
“Como la presa de Sabaneta está vertiendo libre, esas aguas van al río San Juan y vienen a parar al Yaque del Sur, aumentándole el caudal”, explicó.
 
La ingeniera Gómez Terrero, explicó que debido a que la presa de Sabaneta vierte de manera libre anoche aumentó el caudal del río Yaque del Sur “porque si llueve y la presa está llena, el excedente no se queda, sino que está sale como en efecto está ocurriendo”.
 
Admitió que la cantidad de agua que desde anoche se observa en el río a su vez, aumentó el temor de los comunitarios que viven en la cuenca baja del Yaque del Sur.
 
Manifestó que ya hizo un recorrido en la zona comprobando que existe un real crecimiento del afluente, por lo que se comunicó de inmediato con Luis Cuevas, responsable de caudales quien le informó que el caudal de salida de Sabaneta está bajando nuevamente.
 
Explicó que a las diez de la mañana de este sábado salían 56.36 metros cúbicos por segundo  que es lo que está llegando a la zona llamado por ellos como “aguas no controladas”.
 
Gómez Terrero, dijo que cuando la situación ocurre (las aguas no controladas), Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), no puede hacer nada, sino esperar a que baje el caudal, sobre todo, si continúan las lluvias en la zona de San Juan de la Maguana.
 
El periodista Daniel Inmaculado Urbáez Féliz, dijo que pudo contactar el nivel de desesperación en los pueblos de la cuenca, principalmente en Canoa y Jaquimeyes en donde grupo de comunitarios estaban reunidos determinando si abrir un muro para evitar la inundación en esta última comunidad.

Publicidad

carinodemama2 disponible nuevo portal disponible nuevo portal