Trump desbarata de un plumazo histórico acuerdo con Cuba

wrapper

DCD0001jpg
Miami.- Donald Trump arribó a Miami a las 12:25 de este viernes y una hora después comenzó su discurso en el Teatro Manuel Artime, donde confirmó que dará marcha atrás a la política de Obama hacia Cuba y recrudecerá las medidas que afectan al pueblo cubano.
 
No obstante, dijo que las embajadas continuarán abiertas. Al terminar sus palabras, el presidente de los Estados Unidos firmó una orden ejecutiva que suprime de forma unilateral la mayoría de los avances realizados durante el mandato de Obama.
 
“Estoy cancelando todo el acuerdo bilateral del último gobierno (Barack Obama). Estoy anunciando una nueva política, como prometí durante la campaña y firmaré ese contrato en esa mesa en solo un momento”, dijo Trump en Miami.
 
“Fuertemente restringiremos los dólares estadounidenses que vayan a los militares y a los servicios de inteligencia… Aplicaremos la prohibicion sobre el turismo. Aplicaremos el bloqueo“, Trump continuará con las medidas que afectan la pueblo cubano y recrudecerá las injustas sanciones unilaterales que su país impone a la Isla.
 
La administración Trump ordenó el fin de los viajes “pueblo a pueblo individual”, que permitían a los ciudadanos estadounidenses trasladarse a Cuba sin el auspicio de una organización. Las nuevas regulaciones entrarán en vigor en “los próximos meses”, según la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC).
 
Se confirma que Trump prohibe a las empresas de su país hacer negocios con sectores ligados a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).
 
En los últimos días, legisladores, empresas, analistas políticos y económicos, han instado a no dar marcha atrás en el acercamiento a Cuba, pero el mandatario hizo oídos sordos.
 
Según analistas políticos, esta decisión atenta contra la política de Trump de “Estados Unidos Primero” (America First), pues sus medidas contra Cuba perjudican también al país norteamericano.
 
Antes de Trump, tomaron la palabra los políticos de origen cubano, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio, quienes presionaron al presidente para que tomara medidas contra el bienestar del pueblo cubano.
En su discurso introducturio, Rubio fustigó la decisión de Barack Obama de restablecer las relaciones con Cuba y elogió a Donald Trump por el retroceso en este sentido.
 
También habló el gobernador de La Florida, Rick Scott,  quien el pasado enero amenazó a los puertos de su estado que recibieran mercancías provenientes de Cuba. Finalmente, el encargado de presentar a Trump fue el vicepresidente, Mike Pence.

Publicidad

carinodemama2 disponible nuevo portal disponible nuevo portal